El Hotel La Corza Blanca, situado junto a la Estación de Esquí de Alto Campoo, en Cantabria, ha habilitado habitaciones denominadas ‘dog friendly‘ para usuarios que viajan con sus mascotas.

Así, el establecimiento hotelero permitirá el acceso a perros de pequeño tamaño (hasta 15 kilos de peso) a los dormitorios preparados para ello.

El objetivo de esta medida es que la estancia de los huéspedes que vayan acompañados de su mascota sea «lo más agradable posible» y no suponga ninguna «incomodidad» para el resto de inquilinos, según indica en su página web la empresa pública Cantur, encargada de la gestión de La Corza Blanca.

La admisión de perros está sujeta a unas condiciones específicas, como el pago de 10 euros por noche, IVA incluido. Además, los perros no podrán subirse a la cama o sillones de la habitación, ni tampoco podrán usar la ropa del dormitorio o del baño.

Las mascotas deberán permanecer en los dormitorios -no en las áreas de restauración- y podrán estar solas en su interior por un máximo de dos horas y media, siempre y cuando los dueños estén en las instalaciones del hotel, localizables y disponibles.

Durante la limpieza de la habitación los perros tendrán que estar fuera de la misma y por el hotel deberán llevar siempre correa y bozal, así como ir en brazos de su dueño o en un transpotín.

A su llegada a La Corza Blanca, el cliente deberá abonar un depósito de 150 euros para cubrir posibles incidencias o daños, importe que será reembolsado cuando deje el hotel.

El dueño del can tendrá que presentar también la cartilla sanitaria de su mascota, con las vacunas en regla y el seguro correspondiente.