El vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, ha inaugurado un nuevo espacio de atención al público en el Palacio de Festivales de Cantabria que pretende mejorar tanto la accesibilidad para las personas, como la visibilidad del teatro hacia la ciudad.

Este espacio, que a partir de mañana será la nueva taquilla del Palacio, se ubica en el acceso de la calle Reina Victoria, y ocupa el lugar donde antes estaba un antiguo montacargas que daba servicio a los escenarios y que no se estaba utilizando, «por lo que con esta obra recuperamos y dotamos de utilidad un nuevo espacio en este edificio» ha explicado Zuloaga.

Según ha dicho, esta zona «ahora se llena de utilidad», ya que, por un lado, beneficia notablemente las condiciones de trabajo de las taquilleras pues disponen de unas instalaciones modernas y más adecuadas para ejercer su labor, y por otro, facilita la atención del público tanto para adquirir cómodamente sus localidades, como para recabar información sobre el programa.

La inversión asciende a 50.000 euros, una cuantía «moderada» a juicio del vicepresidente, gracias al trabajo de los técnicos de la casa que son los que han llevado a cabo este proyecto.

La obra ha consistido en la remodelación integral del local ejecutándose obras de albañilería en general, además del equipamiento propio de una taquilla para venta de entradas.

Se ha dotado a las nuevas taquillas con un mostrador de acero inoxidables, pantallas interiores para el seguimiento de los espectáculos de las nuevas programaciones, a lo que se añade en el exterior otra de grandes dimensiones donde se promocionan las actividades que se realicen en el Palacio de Festivales.