Tras su aprobación inicial, se someterá a un periodo de información pública de 30 días hábiles, en el que vecinos, asociaciones y entidades podrán presentar sus alegaciones, que serán valoradas, pudiéndose rechazar o incorporar al texto, que deberá ser sometido a la consideración del Pleno para su aprobación definitiva. La nueva ordenanza no sólo regulará la actividad de negocios de hostelería, sino de tiendas y talleres, en definitiva, de cualquier negocio cuya actividad genere ruido, exigiendo que todos los locales con licencia de actividad tendrán que estar aislados, no sólo los bares sino también los talleres de motos y coches o los negocios con torno. La concejala de Medio Ambiente incide en que, para controlar el ruido que puede emitir un local, no sólo será imprescindible tener un limitador, sino que el propietario del local estará obligado a suscribir un contrato de mantenimiento del aparato, lo que garantizará que siempre estará en funcionamiento.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/M0tNGD

Dejar respuesta