El puerto de Laredo acogerá en agosto la 17ª edición de la ‘Transgascogne 6.50‘, una regata bienal de alrededor de 600 millas de recorrido que en 2019 se desarrollará entre Les Sables d’Olonne- Laredo- Les Sables d’Olonne con la participación de 70 barcos y entre 250 y 300 personas.

Así se lo ha trasladado el presidente de la Federación Cántabra de Vela, Fernando Mirapeix, al consejero de Turismo, Francisco Martín, durante el encuentro que han mantenido para repasar los preparativos de la regata.

La prueba cuenta con el apoyo de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria y permitirá proyectar la imagen del puerto deportivo de Laredo a nivel internacional.

El nombre de la misma se debe a su recorrido, pero también a la clase de barcos 6.50 que participan en ella y cuya llegada a la ciudad de acogida representa «un espectáculo náutico, deportivo y lúdico», según han subrayado Martín y Mirapeix.

El presidente de la Federación Cántabra de Vela ha explicado que la ‘Transgascogne 6.50’ es un «auténtico» acontecimiento en su ciudad de origen, en la que se vuelcan todas las instituciones francesas y un instrumento de promoción para el puerto que acoge la escala en cada edición, ha informado en un comunicado el Gobierno regional.

«Esta regata atraerá el foco de atención sobre Laredo y Cantabria y nos permitirá dar a conocer al mundo la región como destino náutico turístico, así como las nuevas infraestructras del puerto pejino», ha subrayado Fernando Mirapeix.

Se trata de la primera ocasión en la que la villa pejina actuará como anfitriona de la escala. En anteriores ediciones, la ‘Transgascogne 6.50’ ha hecho escala en los puertos de La Coruña, Gijón, Santander, Ribadeo, Luanco y Avilés.

La regata ofrece a la ciudad de acogida una importante vistosidad y animación, además de dinamizar económicamente la zona, dado que las cerca de 300 personas que se desplazan en la prueba podrán descubrir, del 2 al 4 de agosto, los atractivos turísticos de Laredo y de Cantabria.