La Cueva del Soplao pone en marcha una nueva modalidad de ‘Visita minera’ que ofrecerá la posibilidad de completar una vía ferrata subterránea de unos dos kilómetros que atravesará, a una altura de 200 metros, un lago de 60 metros de profundidad, y que tendrá algunos pasos que elevarán la adrenalina de los aventureros.

La inauguración oficial de esta nueva experiencia del territorio Soplao ha sido este miércoles y ha contado con la presencia del presidente de Cantabria en funciones, Miguel Ángel Revilla, y del consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio en funciones, Francisco Martín.

Aunque no es necesario tener conocimientos de espeleología, ferrata o escalada sí es necesario tener una forma física adecuada, se explica en la web de la cueva de El Soplao, donde las entradas están a la venta a un precio de unos 49 euros.

La visita no está recomendada para menores de edad, aunque, sin embargo, se fija la edad mínima en los 16 años, siempre que el menor vaya acompañado por quien ostente la patria potestad y guardia custodia del menor y suscriba el documento justificativo correspondiente que exonera de toda responsabilidad a la empresa.

La visita arranca recorriendo los casi 500 metros horizontales de la galería Ana, que es de fácil tránsito.

Esta galería lleva al punto neurálgico de este sistema de minas. Es en este punto, se dejará la galería Ana para andar 30 metros por la galería del Este y comenzar la ferrata minera de El Soplao, la cual consta de cuarto partes diferenciadas.

La primera parte consistirá en salvar 100 metros de recorrido con un desnivel de 65 metros positivos y acceder al nivel de la Cueva El Soplao.

Posteriormente, y después de contemplar una parte de cueva, se tomará otra rampa minera para descender los 65 metros ganados anteriormente y volver a llegar a la galería Ana, pero esta vez en 80 metros de recorrido.