La alcaldesa, Gema Igual, visitó el colegio Ramón Pelayo, uno de los 8 centros en los que el Ayuntamiento de Santander desarrolla el programa ‘El Veranuco‘, con motivo de la finalización de la decimonovena edición, en la que se han ofertado un total de 1.822 plazas para niños de 3 a 12 años.

Igual recordó que este programa, organizado por el Ayuntamiento de Santander y gestionado por La Escueluca, tiene el objetivo de facilitar la conciliación de las familias santanderinas durante el periodo de vacaciones estivales, ofrecer a los menores un espacio de ocio y educación en valores, y favorecer la preservación familiar de aquellos niños que por circunstancias personales, sociales o familiares, necesitan de especial atención.

«A lo largo de este verano, los niños y niñas de Santander han podido disfrutar de actividades variadas de carácter educativo y preventivo, como juegos, talleres, visitas culturales o actividades deportivas, sin olvidar la parte lúdica y el carácter informal que se requiere, tratándose de una actividad para niños en periodo vacacional», ha subrayado Igual.

Como en otras ediciones, para cada una de las quincenas se ha seleccionado una temática. En el primer turno, los menores han profundizado en el Año internacional de los elementos químicos y la tabla periódica; en la segunda quincena de julio, las actividades giraron en torno a la temática ‘¿A qué jugaban tus abuelos?’; la tercera quincena fue ‘Sporty and healthy’ y las actividades de ‘El Veranuco‘ han finalizado con un programa de actividades dedicado a ‘Santander, Ciudad’.

Este tipo de actividades «contribuyen a inculcar en los niños valores relacionados con la convivencia, la tolerancia, la participación o el trabajo en equipo. También les permiten tomar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, la normalización de la discapacidad y los hábitos de vida saludables», ha añadido.

Este verano, las actividades se han distribuido por 8 colegios de distintas zonas de la ciudad para que todas las familias pudiesen encontrar uno lo más cerca posible de su entorno: Marqués de Estella y Elena Quiroga (Peñacastillo), Antonio Mendoza, Arce Bodega y Número 27 (zona Centro), Fuente de la Salud y Jesús Cancio (Cazoña y Valdecilla) y Cabo Mayor (Cueto).

Además, las actividades han tenido un coste de 26,27 euros por quincena y, en algunos casos, se han aplicado descuentos o concedido plazas gratuitas para determinados colectivos. Es el caso de las familias numerosas, monoparentales o con ingresos inferiores al IPREM, a los que se les ha aplicado una bonificación del 50 por ciento.

Este curso ha dado empleo a 70 monitores, maestros y educadores que se han hecho cargo de los niños participantes en el programa durante los meses de junio, julio y agosto.