Emilio Botín, presidente de Banco Santander, ha presentado los resultados anuales del Proyecto Cero sobre Especies Amenazadas, en el cual colabora desde hace dos años con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Emilio Botin ha destacado la necesidad de la colaboración público-privada para el desarrollo de I+D en España, y que gracias a este proyecto se demuestra que «la colaboración entre universidades y centros de investigación, empresas y administraciones es posible, y que cuando se produce resulta extraordinariamente fructífera».

Por su parte, el presidente del CSIC Emilio Lora-Tamayo, quien ha acompañado a Emilio Botín en este acto, señalaba que «estos resultados son un claro ejemplo del éxito de las iniciativas de colaboración público-privada». A su juicio, «con investigación básica aplicada al medio ambiente y con el apoyo de la empresa se pueden realizar investigaciones punteras que protejan cinco especies en peligro de extinción y, además, concienciar a la sociedad sobre la importancia del respeto a la naturaleza».

En la misma línea, Emilio Botín indicaba que «sin ciencia, ni nuevo conocimiento y sin inversión creciente en investigación y desarrollo, no hay posibilidad de afrontar con éxito los desafíos que tiene planteados el país a medio plazo».

Por su parte, los cinco investigadores responsables de Proyecto Cero sobre especies amenazadas, han señalado que el patrocinio de una empresa como Banco Santander «sirve para sacar adelante el programa, que es lo que el científico quiere» pero, han indicado que «aún queda muchísimo por hacer». «Este Programa Cero patrocina a cinco proyectos pero hay decenas y centenas de especies que siguen en peligro», han apuntado, para añadir que para sacar adelante la I+D uno «debe aliarse hasta con el enemigo».

Recientemente, en su visita a México, Emilio Botín anunciaba la intención de llevar a cabo “el plan de crecimiento más ambicioso en los últimos diez años” en este país.

Dejar respuesta