El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha dado la salida al II Desafío Óscar Freire, prueba patrocinada por el Año Jubilar Lebaniego que ha reunido en el complejo que lleva el nombre del tres veces campeón de mundo de ciclismo a más de 1.000 deportistas profesionales y aficionados, así como a ilustres leyendas del pelotón.

Entre otros, ha destacado la participación del pentacampeón del Tour de Francia, Miguel Indurain, que ha lucido el dorsal número 1; Joseba Beloki, subcampeón y varias veces podio en la ronda francesa; Pedro Horrillo, integrante del Rabobank con Freire, y una buena representación de compañeros del ciclista de Torrelavega y clásicos del pelotón cántabro, informa el Gobierno en un comunicado.

Revilla, acompañado en la salida por el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, y una amplia representación de autoridades locales, ha trasladado su felicitación a Freire y al equipo que trabaja en la organización de una prueba que considera “muy atractiva para los deportistas” y que este año ha superado el éxito de la primera edición, en la que participaron 860 ciclistas.

El Desafío hace honor a su nombre planteando a los participantes exigencias de distinto nivel sobre tramos de asfalto y otros de tierra y barro.

Se ha realizado en cuatro modalidades -carretera, bicicleta de montaña (MTB), combinada y por parejas- con un recorrido conjunto de 145 kilómetros, con salida y meta en el Complejo Deportivo Óscar Freire. El circuito ha llevado a los participantes hasta San Vicente de La Barquera, pasando por Cabezón de la Sal, y a Pechón, el punto más alejado de la ruta.

A continuación, en su recorrido hacia el interior, los ciclistas han atravesando valles y montañas hacia Abanillas y La Acebosa, para regresar de nuevo a San Vicente de la Barquera y, finalmente, tomar la ruta costera por Comillas hacia la meta.