La Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), que nació en Cantabria hace 25 años, ha recibido uno de los premios de la Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, que también ha distinguido a periodistas de la revista Quercus y a la Fundación Moisés Bertoni, de Paraguay.

FNYH, que se creó en Astillero y que ha desarrollado su labor fundamentalmente en Cantabria y el Oeste Ibérico, ha recogido el galardón en la categoría nacional, según ha informado la propia entidad en un comunicado.

El presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, ha recibido el premio este miércoles de manos del presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, y ha resaltado que su organización trabaja por la conservación de especies y hábitats pero también por el desarrollo humano. «No podemos legislar pero sí acordar. Nada podemos imponer. Todo lo que hacemos son acuerdos de protección voluntaria», ha enfatizado.

Esos acuerdos voluntarios se han alcanzado, por ejemplo, en fincas de la cuenca del Miera, en donde la fundación ha llevado a cabo intensas campañas de reforestación; o en el entorno de la Bahía de Santander, en donde se afana en la actualidad en la creación de un Anillo Verde de espacios naturales.

La reintroducción del rebeco en la Montaña Oriental ha sido otro de los hitos de estos 25 años de trabajo, así como la puesta en marcha de centros de divulgación ambiental como el Fluviarium de Liérganes, el Centro Etnobotánico de El Pendo o la Casa de la Naturaleza en las Marismas de Alday.

Fundación Naturaleza y Hombre ha desarrollado su labor, asimismo, en el Oeste Ibérico, en una extensa área entre Salamanca, Cáceres, Zamora y Portugal, y al respecto el jurado ha destacado su impacto regional y transfronterizo en la conservación de ecosistemas amenazados, así como de especies en peligro como el buitre negro.