El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el convenio entre el Instituto Cervantes y la Fundación Comillas del Español y la Cultura Hispánica para la formación de profesores en el ámbito de la enseñanza del español como lengua extranjera.

El convenio, suscrito el pasado 29 de noviembre, tiene como objeto establecer las bases de colaboración entre la Fundación y el Instituto Cervantes para la organización conjunta de actividades de formación de profesores, tanto presenciales como en línea, en el ámbito de la enseñanza del español como lengua extranjera.

La vigencia del convenio es por cuatro años, pudiendo prorrogarse antes de su finalización por un nuevo periodo de cuatro años La dirección y organización de los cursos será competencia de las direcciones académicas del Instituto Cervantes y de la Fundación Comillas, que podrán organizarse conjunta y anualmente.

Los cursos presenciales y la parte presencial de los cursos semipresenciales deberán tener una duración mínima de 20 horas impartidas en días consecutivos, mientras que los cursos en línea podrán tener la duración que estime conveniente la Fundación. En todos los casos, se ofrecerá un máximo de 40 plazas (incluidas las cinco becas para los profesores del Instituto Cervantes).

Cada año, y antes de finalizar el mes de octubre, la Dirección Académica del Instituto Cervantes solicitará a la Fundación la descripción de los cursos, que irán dirigidos a futuros profesores de español como lengua extranjera o a profesores en activo.

El alumnado que haya participado en los mismos recibirá un documento acreditativo de asistencia o de aprovechamiento, según el caso, expedido conjuntamente por el Instituto Cervantes y por la Fundación.

En los cursos presenciales y en la parte presencial de los semipresenciales, la asistencia será obligatoria y las faltas de asistencia no podrán superar el 15% de la duración total del curso. La Fundación se ocupará de los espacios y recursos necesarios para la realización de los cursos y coordinará y gestionará todos los aspectos económicos y administrativos relacionados con ellos.

Asimismo, se encargará de formalizar y realizar las matrículas. Los cursos se financiarán (honorarios, desplazamientos, alojamiento y manutención de los ponentes, materiales, etcétera) con los ingresos de las matrículas. Además, se contempla la posibilidad de incorporar al presupuesto otras ayudas económicas provenientes de instituciones distintas de ambas instituciones.

Las actividades de formación podrán no celebrarse si la matrícula no alcanza el mínimo de alumnos que cada institución establezca. El desarrollo de las actividades objeto del convenio estará supeditado a las disponibilidades presupuestarias de cada una de las partes para cada ejercicio.