El Cuarteto de cuerda Brentano actuó el viernes en el Palacio de Festivales de Santander y como es habitual y desde su origen en 1992, se distinguió por su brillantez técnica, su conocimiento musical y su elegancia estilística.

En un año, se labró la distinción de ser nominado a tres grandes premios, ganando el primer premio Cleveland Quartet, el 1995 Naumburg Chamber Music Award y el Décimo Premio Anual Martin E. Segal.

En su primera aparición en el Wigmore Hall, fue galardonado con el Royal Philharmonic Society Music Award por el debut más espectacular de 1997. Y en 1999 se convirtió en el primer cuarteto residente en la Universidad de Princeton, y sirvió como cuarteto residente en la Universidad de Nueva York desde 1995.

Ese mismo año fueron elegidos por la Chamber Music Society del Lincoln Center para participar en la temporada inaugural de la Chamber Music Society Two.

El Cuarteto actúa tanto en Norteamérica, donde residen todos sus miembros, como en otros escenarios de Europa, Japón y Australia (Inglaterra, Alemania, Francia, España, Suiza, Italia, Holanda, Grecia) y festivales internacionales como los de Edimburgo, Bath, De Divonne, Kuhmo, Mozartwoche en Salzburgo y muchos otros.

Dada su especial y estrecha relación con Mitsuko Uchida, aparecen regularmente con ella en Estados Unidos, Europa y Japón. Entre otros de los prestigiosos artistas con los que han trabajado se incluye la soprano Jessye Norman y el pianista Richard Goode.

El Cuarteto Brentano ha lanzado un CD interpretando el Cuarteto K. 464 de Mozart y su Quinteto K. 593, grabado con la intérprete de viola Hsin-Yun Huang para la discográfica francesa AEON, con quienes continuaron colaborando con la grabación de los Cuartetos Tardíos de Beethoven (noviembre de 2011).

Anteriormente, el cuarteto había lanzado un CD con el Cuarteto Op 71 de Haydn así como una grabación de música de Steven Mackey. Entre 2009 a 2014 ha actuado en diversos lugares de España y también tocó en la película El último concierto, dirigida por Yaron Zilberman que fue estrenada en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

Desde 2014, Brentano es el cuarteto residente en la Yale School of Music, sucediendo al Cuarteto de Cuerda de Tokio. Debe su nombre a Antoine Brentano, a quien muchos investigadores consideran la ‘Amada Inmortal’ de Beethoven, la intencionada destinataria de su famosa Confesión de amor.