El Parque de la Naturaleza de Cabárceno ha vuelto a aumentar su familia de elefantes africanos con el nacimiento de un nuevo ejemplar.

Se trata de una hembra de unos 100 kilos de peso que nació el pasado sábado, 22 de febrero, a las 8.30 horas. Se ha convertido en el ejemplar número 21 de esta especie, en peligro de extinción, que ve la luz en la instalación cántabra, referente internacional en su reproducción.

La nueva cría, que se encuentra «en perfectas condiciones», es hija de ‘Hilda’, una elefanta de 18 años, también nacida en el recinto y que es madre por cuarta vez.

Su última cría nació el 6 de agosto de 2017, con lo que su experiencia garantizará que la crianza del nuevo ‘bebé’ se desarrolle con normalidad.

Falta por determinar cuál de los dos machos reproductores de la manada es el padre, indica Cantur en un comunicado, en el que indica que se presume que es Jumms, de 43 años, que llegó a Cabárceno en 2015.

El equipo veterinario podrá verificar la paternidad a través de las pruebas necesarias, una vez que el pequeño paquidermo se adapte completamente y pase un tiempo prudencial.

De los 21 elefantes africanos nacidos en los cerca de 30 años de historia de Cabárceno, 14 son hembras y siete machos. Este elevado número de nacimientos representa uno de los grandes éxitos del parque cántabro, la instalación donde más crías han nacido de esta especie en el mundo, varias de segunda generación como en este caso.

Considerado un referente mundial y pionero en el desarrollo de programas de investigación relacionados con la reproducción de esta especie en peligro de extinción, Cabárceno es, además, uno de los centros líderes en el cuidado de elefantes africanos.