Un equipo de investigadores ha hallado en la cueva de El Pendo, ubicada en Escobedo (Camargo), un fragmento de bastón de mando de hace casi 16.000 años, el primero que se encuentra en esta cavidad desde hace más de 60 años, además de otras piezas «de gran valor científico».

Así lo ha anunciado en un comunicado, el Ayuntamiento de Camargo tras los primeros análisis que el Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) de la Universidad de Cantabria ha realizado del material extraído de El Pendo durante la tercera campaña llevada a cabo el pasado junio.

El fragmento de bastón de mando hallado por el equipo de investigadores dirigido por Edgard Camarós, Marián Cueto y Pablo Arias constituye la duodécima pieza de este tipo recogida hasta la fecha en el conjunto de excavaciones efectuadas en esta cavidad en toda su historia.

Además, esta campaña de investigaciones ha permitido recoger otras piezas de «gran interés» que ya han podido ser catalogadas, como una lasca de sílex de hace unos 70.000 años o tres puntas de flecha de hace unos 20.000 años de antigüedad, junto a otras herramientas como una azagaya acanalada y adornos decorativos, además de piezas de restos de animales como mamuts, leones, panteras, hienas, o conchas marinas.

Estos son los primeros resultados que se han obtenido tras analizar las 1.500 primeras piezas catalogadas del total de más de 20.000 piedras, huesos, etc. que han sido recogidos en esta tercera campaña arqueológica del IIIPC, en la que colabora el Ayuntamiento de Camargo.