El Parque de la Naturaleza de Cabárceno y el teleférico de Fuente Dé permanecerán cerrados al público a partir de hoy.

Así lo ha anunciado Cantur, la empresa pública que gestiona ambas instalaciones turísticas, que ha decidido el cierre de las mismas durante el tiempo que dure la restricción de movilidad entre municipios decretada por el Gobierno de Cantabria dentro de las medidas tomadas para evitar la propagación de la pandemia.

Los campos de golf de Nestares y Abra del Pas-Celia Barquín, por su parte, mantienen su actividad y seguirán abiertos con la aplicación de los protocolos de seguridad establecidos en ambos campos para desarrollar este deporte con las máximas garantías.

Asimismo, la cueva El Soplao, gestionada por la empresa concesionaria Turismo del Nansa, también cierra sus puertas, dada la falta de visitantes ante la imposibilidad de desplazamientos de los ciudadanos para cuestiones no esenciales.