Jesús Alonso, presidente del Grupo Daniel Alonso, ha participado en el III Foro APD de Consejeros, que se ha celebrado en el Castillo Bosque de Zoreda de Oviedo. Además, directivos de importantes empresas asturianas o con fuerte presencia en la región, han subrayado cual es el camino para sobrevivir y seguir creciendo en la era de la incertidumbre.

Todos los participantes han coincidido a la hora de identificar los riesgos u oportunidades a los que se enfrentan: digitalización, globalización no homogénea, cambios demográficos, desaceleración económica, transición energética para combatir el cambio climático, políticas proteccionistas… «Son muchos los retos a los que hay que hacer frente, por lo que toca armarse de herramientas suficientes para que los riesgos no supongan una losa y sí una oportunidad para hacer más competitiva una organización», ha afirmado el directivo de banca Pablo Junceda, presidente de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en Asturias, durante la apertura del Foro del Consejero.

Es una realidad, que los cambios también afectan a la figura del director ejecutivo, del CEO, y a la estructura del capital. De ello ha hablado Jesús Alonso, CEO del grupo Daniel Alonso, que ha afirmado que hasta ahora al CEO se le exigía capacidad financiera «pero también debe de ser el principal responsable del producto, tener capacidad de liderazgo emocional para ayudar al resto de directivos a desarrollar su labor y debe saber visualizar el mercado para anticiparse».

Por otro lado, Jesús Alonso Villarón, ha destacado la falta de trabajadores cualificados de Formación Profesional, ya que la gran mayoría son universitarios. Por eso, el Grupo Daniel Alonso, ha apostado siempre por la FP dual de los jóvenes en las aulas y en las empresas, con sueldos ajustados a su experiencia, que permita a las empresas poder elegir a los mejores.

Hilario Albarracín, presidente de la consultora KPMG en España, ha resaltado que hay que poner el foco en la «sostenibilidad» empresarial y afirmó que «la resiliencia ante los cambios y el talento son las herramientas para ganar la batalla en estos tiempos de incertidumbre».

Asimismo, Javier Sáenz de Jubera, consejero-director general de la energética EDP, ha señalado que buena parte de los riesgos considerados ahora como capitales ni se esbozaban hace un lustro. Por eso, la velocidad de los cambios, que en el sector eléctrico han sido «disruptivos», han hecho que desaparezca de un plumazo la estabilidad de accionistas, de clientes e incluso de empleados. «Esto nos obliga a ser ágiles, a adaptarnos al mercado para sobrevivir», ha indicado Sáenz de Jubera.