La alcaldesa Gema Igual, acompañada del concejal de Servicios Sociales, Álvaro Lavín, han repartido 35 roscos de Reyes individuales de 500 gramos, donados por Regma, entre los menores que atiende el centro Carolina López Dóriga de Santander.

La regidora santanderina ha felicitado las fiestas tanto a los niños como a las trabajadoras y ha conversado con ellos sobre la Navidad en este año tan atípico y sobre sus expectativas para 2021.

Asimismo, Gema Igual ha agradecido al equipo del centro el compromiso “personal y profesional” para la atención a los menores también durante la pandemia, donde se han atendido a 33 menores desde el inicio de la crisis sanitaria manteniendo los siete programas que se llevan a cabo, tras la adaptación del espacio a las normas de prevención frente a la covid-19.

La alcaldesa también ha hecho hincapié en la “generosidad” de la empresa santanderina Regma, que ha donado los tradicionales dulces navideños “para que los menores puedan disfrutar de este regalo con sus familias en estas fechas tan señaladas”.

De igual forma, ha recordado que este centro de día de menores es fruto de la solidaridad y la aportación desinteresada de una vecina de Santander, Carolina López Dóriga, que así lo dispuso en sus últimas voluntades.

El local, de la Fundación La Caridad, ha sido alquilado por el Ayuntamiento, que llevó a cabo las obras de rehabilitación y la tramitación de los permisos para su apertura como centro de atención a menores, y destina unos 100.000 euros anuales a este servicio.

El centro para la Infancia y Adolescencia Carolina López-Dóriga cuenta con un aforo máximo de 40 plazas y comenzó a desarrollar su labor en 2017 mediante el desarrollo de cinco programas dirigidos a menores de entre 6 y 17 años, con expedientes de preservación por riesgo de desprotección, y en coordinación con las Unidades de Trabajo Social de Santander o colaborando con la subdirección de Infancia, adolescencia y Familia del Gobierno de Cantabria.