El vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, ha defendido el papel de las instituciones públicas para mantener en la memoria comunitaria, para las generaciones que están por venir, el trabajo «de aquellos creadores que supieron en su momento cuidar todas nuestras tradiciones», como es el caso de Manuel Pereda de la Reguera, escritor, escultor y hombre público del que acaba de cumplirse el centenario de su nacimiento.

Zuloaga hizo estas declaraciones en la inauguración de la exposición, que recupera el legado de quien fue uno de los mayores defensores del papel de Cantabria en la historia de España, en la sala Piti Cantalapiedra de la Biblioteca Central de Cantabria en Santander.

Una muestra que se enmarca en el programa impulsado por la Vicepresidencia del Gobierno de Cantabria «La Cultura contraataca. Únete a su fuerza», con el que desde el pasado mes de mayo el Gobierno está apoyando y dando empuje al sector cultural y que permanecerá abierta hasta el mes de septiembre.

Pereda de la Reguera fue un personaje polifacético, autor de gran cantidad de novelas, libros de poemas y piezas de teatro. Fundador del grupo MAS de artistas; fue presidente del Ateneo de Santander y durante su mandato se instituyeron los premios Eulalio Ferrer de novela, Miguel Angel Argumosa de poesía, y comenzaron a otorgarse las distinciones de Montañeses del año.

La hija de Manuel Pereda, Rosa Pereda, quien junto a su hermana María José, ha comisariado la muestra, ha explicado que la exposición cuida todos los aspectos de su trayectoria. «Buscamos recuperar para la memoria colectiva la obra de un personaje que quiso mucho a Cantabria, que dedicó su vida a estudiar esta tierra y que además tenía otras muchas facetas y ha dejado huella en toda la Comunidad», ha señalado.

El diseño expositivo ha corrido a cargo de la museógrafa Maria Teresa Álvarez Traseira.