La Biblioteca Central de Cantabria volvió a abrir sus puertas ayer lunes, 11 de mayo, coincidiendo con la entrada de la comunidad autónoma en la fase I de la desescalada, aunque lo hará con restricciones y «estrictas medidas» de prevención e higiene para usuarios y trabajadores.

Solo se podrán realizar préstamos con cita previa. Las salas de exposiciones, estudio y consulta permanecerán cerradas, ha informado en un comunicado el Gobierno regional.

El Archivo, por su parte, continuará respondiendo a las demandas de los investigadores por vía telemática, y de forma presencial solo para consultas relacionadas con los procedimientos administrativos y judiciales, y en ambos casos con solicitud previa.

Tanto la Biblioteca como el Archivo inician, de este modo, la reapertura de sus servicios al público, prestando aquellos que permitan compatibilizar el cumplimiento de las medidas de higiene adecuadas para la protección de la salud de socios y empleados con la atención al
usuario.

Para el servicio de préstamo de materiales (libros, CDs, DVDs…), se deberá cita previa a través del teléfono 942 241 550. El socio deberá indicar su nombre, apellidos, número de carné y, siempre que sea posible, el nombre de la obra que quiere llevar en préstamo, con el objetivo de que el material esté preparado cuando acceda a las instalaciones y pase el menor tiempo posible en el mostrador de recogida de fondos.

El horario de llamadas para la reserva de préstamos será de 10.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00 de lunes a viernes y de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 los sábados, domingo y festivos.