La Fundación Botín ha dado apertura a la convocatoria de Becas para Estudios Universitarios, dirigidas a jóvenes cántabros o residentes en Cantabria que comiencen sus estudios en el curso 2018/2019 o ya los estén realizando. El plazo para presentar las solicitudes permanecerá abierto hasta el 31 de julio de 2018, mientras que los adjudicatarios se conocerán en el mes de septiembre.

Según informó la fundación en Cantabria, en total son 49 ayudas y la dotación económica global de la XLVI convocatoria del programa asciende a 189.000 euros, destinados a otorgar 25 becas para estudiantes de las universidades de Cantabria (1.800 euros cada una) y 24 becas para aquellos que vayan a realizar estudios en otras universidades del país (6.000 euros), siempre y cuando dicha formación no pueda desarrollarse en la universidad pública de la región.

La organización precisó que estas becas de educación responden a su propósito de impulsar el desarrollo integral de la sociedad, localizando el talento capaz de generar progreso y apostando por él. Además, proporcionan continuidad al trabajo educativo que realiza la institución con la población menor de 16 años, impulsando su creatividad y talento.

Requisitos para los participantes

Según indicó la fundación que promueve el desarrollo, el expediente académico volverá a ser el único baremo para seleccionar a los becarios. Las bases establecen unas notas medias mínimas en función de los estudios.

En este sentido, la organización que preside Javier Botín explicó que aquellos estudiantes que vayan a comenzar su formación en la universidad deben acreditar una calificación mínima de 8,5, según indicaciones de la convocatoria. Por su parte, el alumnado universitario debe disponer de una nota media en el curso 2017/2018 de 8,5 para las carreras de Artes y Humanidades y Ciencias Sociales y Jurídicas, 8 en Ciencias y Ciencias de la Salud y 7 en Ingeniería y Arquitectura.

Además, la fundación en Santander precisó que el interesado debe ser natural y vecino de Cantabria, o residir en la región como mínimo los cinco años inmediatamente anteriores a la solicitud de la beca; no ser mayor de 25 años; no estar en posesión del título de licenciado o grado y no disfrutar de otra beca o ayuda simultánea para el mismo concepto, completan los requisitos que deben cumplir los interesados en concurrir a esta convocatoria.

La duración de estas becas en Santander es de nueve meses, pudiendo renovarse año a año si el candidato continúa cumpliendo los criterios establecidos en la convocatoria, pero compitiendo con el resto de solicitudes en igualdad de condiciones.