La Fundación Botín creó en 2005 el Programa de Desarrollo Rural, Patrimonio y Territorio para el Valle del Nansa y Peñarrubia, una iniciativa cuyo objetivo es el desarrollo rural sostenible del valle del Nansa en Cantabria, a partir de sus propios recursos naturales, paisajísticos, económicos y culturales.

La iniciativa incluye la dinamización rural cultural y social, con el fortalecimiento y apoyo a los centros escolares de la zona, con financiación de clases de inglés, con un proyecto de promoción ganadera, con otro de restauración del patrimonio rural y cultural de Cantabria, pero el plato fuerte es el apoyo a emprendedores.

Una de las actuaciones que propone el Programa Patrimonio y Territorio para promover la creación de proyectos de desarrollo rural empresariales que se asienten en el valle del Nansa y Peñarrubia, es el Programa de Iniciativas Empresariales “NANSAEMPRENDE”, que recientemente celebró su VI edición.

Una de sus ganadoras, Soraya Conde, cuenta al diario Cinco Días como ideó La Casa del Sol, un establecimiento de agroturismo de experiencias de ganadería y agricultura tradicional. “Quería enseñar a la gente lo que tenemos aquí y que no he encontrado en ningún sitio. Mi padre es ganadero y quería enseñarle a la gente, a través de una granja escuela, cómo es dedicarte a este oficio”, explica.

La Fundacion Botín ayuda a Soraya y al resto de ganadores con una dotación de 5.000 euros, además de acompañarles en este duro camino del emprendimiento.

NansaEmprende nació en 2011 y desde entonces ha respaldado a unos 200 emprendedores y ha contribuido a la puesta en marcha de más de 30 iniciativas empresariales en zonas rurales. “Contribuimos a que se genere riqueza en la zona y en los alrededores, a la vez que ayudamos a que se mantenga la población”, señala Javier García Cañete, director del área de educación y del observatorio de tendencias de la Fundación Botín, durante una visita realizada a la zona.