El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha anunciado que la nueva asignatura optativa de Patrimonio de Cantabria, que se empezará a impartir el próximo curso, incluirá un apartado de los bolos autóctonos por su «gran interés cultural y material».

De este modo, los estudiantes que cursen el tercer curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) podrán aprender a diferenciar entre el Bolo Palma, el Bolo Pasiego, el Pasabolo Tablón y el Pasabolo Losa, entre otros contenidos.

Así lo ha avanzado el titular de Educación este jueves durante su visita a las instalaciones de la Federación Cántabra de Bolos, en el Complejo Municipal de Deportes Ruth Beitia de Santander, donde ha podido conocer de primera mano el Proyecto Madera de Ser, cuyo objetivo es que los escolares conozcan la cultura y las tradiciones del pueblo cántabro a través de los bolos.

En este sentido, Fernández Mañanes ha subrayado que se trata de un programa que tiene «mucho éxito y veteranía» y ha destacado el trabajo pedagógico que realiza el equipo de Madera de Ser para acercar este «rasgo de identidad» a los jóvenes.

La Consejería de Educación y la Federación Cántabra de Bolos han firmado un acuerdo este año para dotar de dos nuevos profesores al Proyecto Madera de Ser, que debe su nombre a la conjunción de dos conceptos: la identidad regional (manera de ser) y la materia prima fundamental para los elementos de juegos (la madera).