La prestigiosa orquesta de Hamburgo, la NDR Elbphilharmonie Orchester, que ha cambiado recientemente su denominación y ha abierto un nuevo capítulo en su historia con su traslado a la nueva sala Elbphilharmonie, su actual sede artística, recalará en el Festival Internacional de Santander este martes, 21 de agosto.

Bajo la batuta de su principal director invitado Krzysztof Urbanski, la formación ofrecerá un concierto junto al barítono alemán Christian Gerhaher, uno de los grandes solistas de la edición de este año. Ganador de numerosos premios como cantante de ópera y considerado por los grandes especialistas como el «barítono favorito del momento», ofrecerá canciones del ciclo mahleriano Des Knaben Wunderhorn.

El programa también incluye la Sinfonía n.10 de Mahler y la Sinfonía n. 2 de Brahms. El concierto propone cruzar un puente que une dos planteamientos musicales distintos sobre un ‘poderoso río’: la tradición vienesa de Haydn, Mozart y Beethoven de la que Brahms se sentía «última ola», y que Mahler quiso cruzar para llegar «a una nueva orilla».

La obra más antigua que el público escuchará será la Segunda sinfonía de Brahms. El propio compositor se refirió a ella como la «sinfonía feliz» y a menudo se la califica como «la pastoral de Brahms».

Respecto a la Décima sinfonía de Mahler, el compositor austriaco comenzó en 1910, aunque no llegó a concluirla. Por aquel entonces, atravesaba un complicado momento personal y el único movimiento que quedó prácticamente completo fue el primero. En las décadas de 1960-70, el musicólogo Deryck Cooke reconstruyó la sinfonía entera.

Entre 1892 y 1901, Mahler, en una etapa más serena, compuso varias colecciones de lieder sobre textos de Des Knaben Wunderhorn, una antología de cantos populares alemanes de Clemes Brentano y Achim von Arnim. El púbico podrá esuchar este martes una selección de algunos de estos lieder que, en líneas generales, tratan sobre el amor, la guerra y la muerte.