La música de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León sonará este próximo sábado, 28 de noviembre, en el Palacio de Festivales de Santander, a partir de las siete y media de la tarde en la Sala Argenta.

El concierto, de 80 minutos de duración, estará dirigido por Santiago Serrate con Pablo Amorós al piano, que interpretará en el programa diseñado piezas de Wagner o Beethoveen.

Creada en 1991 por la Junta de Castilla y León, la Orquesta tiene su sede estable desde 2007 en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid. Sus titulares han sido Max Bragado-Darman, Alejandro Posada y Lionel Bringuier.

Desde 2016 la orquesta cuenta con el director británico Andrew Gourlay como titular y colabora con el maestro israelí Eliahu Inbal como principal director invitado. Además, en la Temporada 2018-2019 incluyó a Roberto González-Monjas como principal artista invitado, que amplía su participación en la Temporada 2019-2020.

A lo largo de más de dos décadas y media, la OSCyL ha ofrecido centenares de conciertos junto a una larga lista de artistas, entre los que han destacado los maestros Jesús López Cobos (director emérito), Semyon Bychkov, Gianandrea Noseda, Vladimir Fedoseyev, Yan Pascal Tortelier, Vasily Petrenko, Jukka-Pekka Saraste, David Afkham o Leopold Hager.

También han desfilado cantantes como Ian Bostridge, Leo Nucci, Renée Fleming, Juan Diego Flórez y Angela Gheorghiu; e instrumentistas como Vilde Frang, Maria João Pires, Pablo Ferrández, Viktoria Mullova, Mischa Maisky, Ivo Pogorelich, Emmanuel Pahud, Fazil Say y Vadim Repin, entre otros.

Ha llevado a cabo importantes estrenos y realizado diversas grabaciones para Deutsche Grammophon, Bis, Naxos, Tritó o Verso. En la temporada 2018-2019 retomó su actividad discográfica desde un sello propio y un monográfico de Rajmáninov.