La Universidad de Cantabria ha puesto en marcha un servicio centralizado para la recogida de residuos urbanos no orgánicos, en el marco de la política medioambiental de la institución.

Desde el 30 de enero de este año, los edificios de la UC disponen de puntos concretos para depositar papel y cartón, y en una segunda fase se establecerán también sistemas de recogida de residuos tecnológicos y plásticos.

Antes, el reciclaje de estos materiales se realizaba mediante los contenedores instalados en el campus, pero su gestión no estaba sistematizada y centralizada.

El proyecto está impulsado por el Vicerrectorado de Espacios, Servicios y Sostenibilidad y gestionado por el Servicio de Infraestructuras. Se han instalado puntos de recogida tanto en el campus de Santander como en el de Torrelavega, en las facultades de Medicina, Derecho, Ciencias y Económicas, en las escuelas de Enfermería, Náutica, Minas y Energía, Industriales y de Telecomunicación y Caminos, en los edificios Interfacultativo, de Filología, de I+D de Telecomunicaciones y Tres Torres, en el Pabellón de Gobierno, en el Pabellón Polideportivo, en el CDTUC y en los institutos de Hidráulica Ambiental y de Física.

La frecuencia del servicio se adecuará al volumen de residuos generado en cada centro. El Servicio de Infraestructuras realizará, en coordinación con la empresa encargada de la recogida, un control mensual de cantidades y elaborará informes trimestrales sobre el proyecto. En la primera recogida se han contabilizado 1.260 kilogramos de papel y cartón para el conjunto de los edificios.

Dejar respuesta