La vía ferrata de Liérganes, ubicada en el monte Cueto Calgar, se ha abierto al público con el objetivo de «potenciar el turismo activo del Valle del Miera«.

La instalación, que tiene un «escaso grado de dificultad», salva un desnivel de 75 metros y mide 120 metros y se convierte en la ferrata más cercana a la Bahía de Santander.

Se encuentra, en el conocido como ‘Pico Levante’, concretamente en el escaparate de caliza del monte Cueto Calgar, en el barrio de Extremera en Liérganes.

Este monte tiene una altitud de 435 metros y está bastante cerca del casco urbano de Liérganes, con lo que se facilita el desplazamiento a pie.

También dispone de acceso de los vehículos por el camino rodado que va a las conocidas como las ‘Tetas de Liérganes’, según ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria.

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, y el alcalde, Santiago Rego, han visitado este viernes dicha instalación, acompañados también por otras autoridades, como el director general de Ganadería y Desarrollo Rural, Miguel Ángel Cuevas, y el presidente del Grupo de Acción Local Valles Pasiegos, Ángel Sainz.

Martín ha resaltado «el atractivo turístico» que esta vía supone para Liérganes y la comarca, así como su cercanía con la bahía de Santander.

«Estar a veinte minutos de Santander, tener al lado una estación de FEVE y poder darse un paseo de media hora hacia la ferrata, y desde allí contemplar un paisaje único, supone un atractivo turístico de consideración», ha opinado.

El consejero ha animado a recorrer la vía ferrata, siempre con el asesoramiento del Centro de Actividades Alto Miera, empresas de turismo activo de la zona o del Ayuntamiento, donde se encontrará un servicio para proporcionar el equipamiento obligatorio que incluye casco, arnés, disipador y cuerda auxiliar.

Martín ha reivindicado que el turismo «no sólo es ver», sino también «experimentar» y «vivir». Además, ha añadido que, además de la ferrata, los visitantes podrán encontrar en Liérganes «muchas cosas para vivir y sentir», elogiando así la oferta turística del municipio,

Por su parte, el alcalde, Santiago Rego, ha recordado que la vía ferrata se complementa desde el punto de vista turístico con dos acciones de la Consejería de Turismo como son el Plan de Movilidad Turística de Liérganes, con un aparcamiento y una marquesina de recepción de visitantes que supondrá una inversión de 59.000 euros y el proyecto de unir los balnearios de Liérganes y Solares por medio de una senda fluvial del Miera con zonas y elementos de recreo.