Cientos de personas han celebrado hoy lunes la fiesta de la Virgen del Mar en un año especial, ya que se cumple el 40 aniversario de su declaración como patrona de Santander, así como 25 años desde la creación de la Hermandad.

Como es tradición, vecinos de la capital cántabra han ido en procesión con la imagen de la virgen desde la iglesia de San Román hasta la ermita de la Virgen del Mar, donde el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, ha oficiado la misa.

En esta cita religiosa, en la que la Corporación municipal y el Cabildo Catedralicio han renovado sus votos con la Virgen del Mar, han participado representantes de varios partidos políticos, como el presidente de Cantabria en funciones y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, o la alcaldesa de Santander en funciones, Gema Igual (PP), así como vecinos y visitantes del municipio.

Antes de la salida de la procesión, la regidora ha manifestado que su petición a la virgen es que los santanderinos «sigan unidos» y que Santander sea una ciudad que «siga avanzando y siga mirando al futuro con ilusión y con vecinos unidos».

Además, ha dicho que en la capital cántabra están «encantados» de que este día sea festivo y ha destacado que este 2019 se cumplen 40 años de la declaración de la Virgen del Mar como patrona y 25 de la creación de la Hermandad, a la que pertenecen «casi todos los vecinos» de San Román.

En los actos festivos también ha participado el presidente de Cantabria en funciones, quien ha expresado su satisfacción por acudir un año más a esta fiesta y compartir con los santanderinos la devoción por su patrona.

Miguel Ángel Revilla se ha incorporado en Ciriego a la procesión de la imagen de la virgen y posteriormente ha asistido a la misa en su honor.

A la festividad también han acudido los consejeros en funciones de Presidencia y Justicia, Paula Fernández; Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, y de Sanidad, María Luisa Real.

Durante la misa ha tenido lugar una ofrenda floral de clubes deportivos como el San Román, el Bathco y el Racing, estos dos últimos por sus ascensos.

Tras la ceremonia religiosa y la tradicional ofrenda floral, la jornada ha continuado con la actuación del Coro Ronda La Encina y una degustación de patatas a la campurriana, ofrecida por el Ayuntamiento de Santander.

Tras la misa, los asistentes han podido disfrutar de la tradicional comida popular y diferentes actividades a largo de la jornada, como actuaciones folclóricas, juegos infantiles o sorteos.