La décima etapa de La Vuelta, que el próximo 30 de octubre partirá de Castro Urdiales y llegará a Suances, con un recorrido de 187,4 kilómetros, discurrirá por la costa y pasará por más de 40 localidades, proyectando a Cantabria en los 190 países que siguen este evento deportivo, que cumple este año su 75 edición.

El vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha presentado la etapa este miércoles, junto a la alcaldesa de Castro Urdiales, Susana Herrán, y el director de La Vuelta, Javier Guillén.

La etapa recorrerá, entre otras, las localidades de Laredo, Colindres, Santoña, Noja, Isla, Galizano, Loredo, Pedreña, Astillero, Camargo, Mogro, Miengo, Cudón, Torrelavega, Cartes, Villanueva de la Peña, Cabezón de la Sal, Comillas, Cóbreces, y Santillana.

Se trata de una etapa llana con un puerto de tercera categoría en el kilómetro 125.1, el Alto de San Cipriano. El sprint intermedio se encuentra en Cabezón de la Sal (kilómetro 135,5).

Además de la proyección internacional, Zuloaga ha destacado la «ilusión» que supone acoger esta carrera para los aficionados al ciclismo y para los jóvenes deportistas cántabros, y ha recordado la «historia de éxito» del ciclismo cántabro desde Ventura Díaz, primer olímpico pasando por Óscar Freire hasta llegar a Ángel Madrazo.

«La historia de Cantabria y La Vuelta es una historia que empieza desde los inicios de la carrera, en 1935, cuando Cantabria ya formó parte de esa primera edición», ha recordado su director, que ha calificado la etapa cántabra de «estéticamente bella y deportivamente muy entretenida», y ha destacado la «extraordinaria variedad» de la Comunidad Autónoma que, en otras ocasiones ha acogido etapas de montaña, y este año discurrirá junto al mar recorriendo más de 40 localidades.