Laredo ha decidido suspender, por segundo año consecutivo, la fiesta de la Batalla de las Flores, cuya edición 111ª estaba prevista que se celebrara el último viernes del próximo mes de agosto, debido a las «dificultades organizativas» motivadas por la pandemia del coronavirus.

Así lo ha dado a conocer en un comunicado el Ayuntamiento, que basa también esta decisión en los «riesgos» que comporta la celebración de esta fiesta, la más importante de la localidad, declarada de Interés Turístico Nacional.

Según ha explicado, este argumento también ha sido «reiteradamente expresado y sostenido» por los representantes de distintos grupos de carrocistas, «verdaderos artífices y mantenedores de la fiesta», en las sucesivas reuniones y encuentros de trabajo celebrados en los últimos meses con la concejala de Turismo y Festejos, Eva M.ª Blanco.

La decisión municipal de suspender de manera definitiva esta nueva edición de la Batalla de Flores se ha trasladado a su vez a los representantes de las distintas formaciones representadas en la Corporación municipal durante la Comisión informativa de Festejos y Turismo.

El Ayuntamiento señala que es el «principal interesado en preservar, impulsar y dar valor» a esta tradicional y centenaria Batalla de Flores, que se encuentra inmersa «en un proceso declarativo de Fiesta de Interés Turístico Internacional», y que promoverá este año distintas iniciativas promocionales y de difusión del evento.

Todo ello, explica, con el objetivo de «mantener vivo el sentimiento de arraigo patrimonial» hacia la Batalla de Flores, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional y Bien Inmaterial de carácter Cultural, Etnográfico y Local.

Compartir en: