Las orquestas de Londres, Budapest, Hamburgo y Róterdam actuarán este año en el Festival Internacional de Santander (FIS), que también contará con la presencia del pianista Barry Douglas, en el concierto inaugural a cargo de la Sinfónica de RTVE, o el ballet de María Pagés con su nueva creación: ‘Una oda al tiempo’.

La cita, que se desarrollará del 1 al 25 de agosto en el Palacio de Festivales de la ciudad y otros lugares de Cantabria, será «una fiesta» artística, que este 2018 cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de euros destinados íntegramente a la programación, al haberse eliminado la deuda pendiente, dos millones desde 2012.

Así, el FIS de este verano será «una súper fiesta», según ha asegurado su director, Jaime Martín, en una rueda de prensa que ha ofrecido junto a la alcaldesa de Santander, Gema Igual, -y presidenta actual del Patronato-, y la directora general de Cultura del Gobierno de Cantabria, Evangelina Ranea, para presentar la programación.

El certamen, que consta de cerca de medio centenar de actuaciones, contará también con protagonistas como el solista Christian Gerhaher o el pianista ruso Yefim Bronfman, además del irlandés Douglas, que ganó la Medalla de Oro en la Tchaikovski Internacional Piano Competicion en Moscú después de su participación, en 1980, en el Concurso Internacional de Piano Paloma O’Shea, donde logró el segundo premio.

El pianista acompañará en el concierto inaugural, el 1 de agosto, a la Orquesta Sinfónica de RTVE bajo la batuta de su director, Miguel Ángel Gómez. Su presencia coincide con la celebración de la XIX edición de la cita cita pianística organizada por la Fundación Albéniz, cuyas finales se incluyen, como hace tres años, en la programación del FIS de este verano.

En concreto, el viernes 3 será la primera final, y el sábado 4 la segunda, y en ambas los finalistas estarán acompañados por la Orquesta Sinfónica de RTVE. La clausura, el día 25, correrá a cargo de la Budapest Festival Orchestra bajo la batuta de su director Ivan Fischer, y que está considerada una de las diez mejores del mundo, y que ya actuó en el FIS hace dos años.