Las instalaciones de la Sociedad Regional Cántabra de Promoción Turística (Cantur), dependientes del Gobierno autonómico, recibieron en 2019 un total de 1.140.702 visitantes, lo que supone un incremento del 3,8 por ciento respecto a 2018 y constituye el «segundo mejor» dato de su historia.

La más visitada fue, de nuevo, el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, que recibió más de 612.000 visitantes y se mantuvo «prácticamente estable» con respecto a 2018.

El resto de instalaciones registraron todas aumentos superiores al 6,5 por ciento, ha informado este viernes, en un comunicado, el Ejecutivo regional.

En términos porcentuales, la que más creció fue el campo de golf del Abra del Pas, que rozó los 27.000 visitantes, lo que constituye un incremento de casi el 21% respecto a 2018.

Además, 249.383 personas visitaron el Teleférico de Fuente Dé (+ 6,87%), 125.945 el Museo Marítimo (6,70%); 112.250 la Estación de Esquí Alto Campoo (+16,80%) y, finalmente, 14.202 el campo de golf de Nestares (+7,31%).

Para la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, los datos son «excepcionales» en consonancia con un ejercicio «muy bueno» para el turismo en Cantabria.

En relación a las instalaciones, ha reiterado el «compromiso» del Gobierno de Cantabria para «seguir mejorando día a día» cada una de ellas, que son, según ha dicho, «la imagen de marca del turismo en Cantabria» y un «activo» para toda la comunidad autónoma.

En este sentido, ha destacado que las cada una de las instalaciones actúa como «motor económico y dinamizador» de las zonas en las que se ubican.

Cantur, dependiente de la Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo del Gobierno de Cantabria, gestiona en la actualidad seis instalaciones en la oferta turística cántabra, de condiciones y ofertas muy diversas, y dos hoteles, además de los restaurantes de las diferentes instalaciones.

Se trata del Teleférico de Fuente Dé, situado en pleno corazón de los Picos de Europa y considerado uno de los más altos del continente; los hoteles la Corza Blanca, en Alto Campoo, y Áliva, en la comarca de Liébana, en la estación superior del teleférico; los campos de golf
Nestares, en la zona del Alto Campoo, y el de Abra del Pas, en Mogro(ambos de 18 hoyos); la estación de esquí de montaña Alto Campoo; el Museo Marítimo del Cantábrico, con más de 3.000 m2 de exposición; y el Parque de Carbárceno.