Liérganes ha acogido este fin de semana, una nueva edición del Mercado de Otoño de los Valles Pasiegos, una cita que con el paso de los años se ha convertido en un referente de cuantos se celebran en la comarca y también en el resto de Cantabria, alcanzando la participación de más de 15.000 personas.

El evento contó con la presencia de más de 40 artesanos y productores, 30 de ellos del territorio pasiego, además de una gran oferta de actividades complementarias para todas las edades, según ha informado la Asociación de los Valles Pasiegos.

Las personas que se acercaron hasta el mercado encontraron stands de artesanía, productos típicos y gastronomía, relacionados todos ellos con la esencia característica de los Valles Pasiegos. Es el caso de yogures, quesos, sobaos, quesadas, conservas, embutidos, mermeladas, helados y artesanías, entre otros muchos.

También ha sido una oportunidad para encontrar productos de otras zonas, a través de las invitaciones que hace la organización a diez empresas de otros territorios. Muchos de estos invitados provienen de proyectos de intercambio que se realizan con otras regiones a escala autonómica y nacional.

Estos productores y artesanos elaboran sus productos de manera tradicional, preservando así muchas de las tradiciones de la región y promoviendo también su gastronomía. En el mercado no solo se tiene la oportunidad de adquirir dichos productos, sino también conocer sus procesos de elaboración y las historias que hay detrás de cada negocio y productor, una oportunidad única para los asistentes.

Este año, que alcanza la décimo segunda edición, se centraron los esfuerzos en hacer que el evento haya sido más sostenible y comprometido con el medio ambiente. Por ello se ha trabajado en colaboración de la Oficina Técnica de Sostenibilidad, dependiente de la Red Cántabra de Desarrollo Rural.

Uno de los objetivos ha sido intentar reducir la huella de carbono que genera la celebración de este evento, promoviendo el uso de transporte público, especialmente la línea de tren entre Santander – Liérganes, así como reducir el uso de bolsas plásticas.

En este sentido, se hizo entrega en los puestos de los productores y artesanos de una bolsa de papel reutilizable y reciclable. Asimismo, y durante el mercado, se hizo un cálculo de las emisiones derivadas del transporte que utiliza la gente para desplazarse hasta Liérganes, para posteriormente realizar una plantación de árboles que permita compensar la huella de carbono generada.