La salud bucodental es fundamental para poder tener un buen estado de bienestar y poder disfrutar comiendo y bebiendo. Esto se aplica tanto en adultos como en bebés y niños. En los recién nacidos, la idea es mantenerles la boca lo más limpia posible, y como señala la dentista infantil en Murcia de la clínica Saludalia Dental, no hay ni siquiera que esperar a que le salgan los primeros dientes de leche para cuidar su salud bucodental.

Por ello, desde el nacimiento los padres tienen la tarea de cuidar la boca del bebé y, conforme a su crecimiento, la ardua labor de crearles hábitos de higiene bucal que más tarde aplicarán en la adolescencia y en la edad adulta.

Uno de los objetivos claros de cuidar la higiene bucodental de los niños es la de luchar contra la caries, que tanto afecta a los niños en edad escolar, tal vez por el alto consumo de azúcar, y asegurarse de que el niño tenga una boca lo más sana posible.

“En cuanto sale el primer diente, la caries puede aparecer en cualquier momento y, dependiendo de la atención que se le dé, podría afectar la dentadura del niño y causarle algún problema mayor”, señalan los dentistas infantiles de Saludalia Dental Murcia.

Por ello, la prevención es clave para conseguir que la caries no aparezca y, si lo hace, que no avance. Así, la prevención es el primer paso y una rutina de higiene para los dientes, sin importar si son de leche o los definitivos.

Desde el nacimiento hasta el primer año, las encías deben ser cepilladas tras cada alimentación, de forma suave con agua, usando, por supuesto, un cepillo para bebé. Otra opción es un enjuague con un paño limpio.

Al salir el primer diente de leche, es hora de usar pasta. La principal recomendación es que sea poca y que no tenga flúor o que sea una concentración baja, al menos hasta los dos años. Ante cualquier duda siempre lo más recomendable es llevar al niño al dentista infantil, quien revisará, entre otras cosas, la boca del bebé, y si observa problemas o indicios de anomalías.

Por otro lado, “de los 12 a los 24 meses, los dientes del niño deben cepillarse, al menos dos veces al día (después del desayuno y antes de ir a la cama son los mejores momentos). El proceso debe hacerse con agua y un cepillo suave”, señalan desde Saludalia Dental Murcia.

Los dentistas en Murcia de esta clínica consideran necesario prestar atención a las costumbres de succión del niño, así como que a partir de los dos años ya se puede usar pasta dental con flúor, que es un agente importante para combatir la caries.

Por otra parte, cabe señalar que la profesión del odontólogo está regulada por la ley 10/1986 sobre Odontólogos y otros profesionales relacionados con la salud dental. Dicha ley se dirige a la creación y estructuración de las profesiones sanitarias de Odontólogos, Protésicos e Higienistas dentales, con la finalidad de hacer posible y efectiva la atención en materia de salud dental a toda la población.