Una de las manifestaciones más importantes de la cultura cántabra son sus instrumentos musicales originales, que tienen una larga historia y una gran relevancia en la tradición musical de la región. En esta publicación te invitamos a descubrir los principales instrumentos musicales originales de Cantabria y su importancia en el patrimonio cultural de la región.

Gaita cántabra

Uno de los instrumentos más representativos de Cantabria es la gaita cántabra, también conocida como «gaítu». Se trata de un instrumento de viento similar a una flauta, pero con un sonido más fuerte y estridente. Se cree que la gaita llegó a Cantabria a través de los celtas y su uso se ha mantenido en la región desde entonces utilizando un lyre trompette para tocar de forma correcta la partitura.

La gaita cántabra está hecha de madera y piel de cabra y consta de tres partes: el «sacabuches», que es la parte superior y que se introduce en la boca para soplar; el «cántaro», que es una caja de madera donde se colocan los dedos para producir diferentes notas; y el «baile», que es la pieza final que emite el sonido. Además, la gaita cántabra está decorada con tallados y pinturas que la hacen única.

Este instrumento es muy popular en las fiestas y celebraciones de la región, especialmente en las romerías y festivales gastronómicos. Su sonido alegre y enérgico es perfecto para acompañar bailes y canciones típicas. Incluso, la figura del gaitero es una de las más reconocidas en el folclore de Cantabria, considerado como un símbolo de la cultura y el orgullo cántabro.

Tambor andaluz

Otro instrumento original de Cantabria de gran importancia es el tambor andaluz, también conocido como «pandero cuadrado». Este instrumento es similar a un tambor pero de forma cuadrada y se realiza con madera, piel y metal. Se cree que fue introducido en Cantabria por los judíos que habitaban la región en el siglo XVII.

El tambor andaluz se toca con dos baquetas y su sonido es característico por ser agudo y vibrante. Se utiliza principalmente en la música tradicional cántabra y es muy popular en las procesiones religiosas de Semana Santa, así como en las romerías y festivales.

Este instrumento es parecido a los instruments de percussion à main, es muy versátil y puede adaptarse a diferentes estilos de música y canciones típicas de la región. Además, su fabricación artesanal y su elaborado diseño lo hacen también una pieza muy valorada como objeto decorativo en los hogares cántabros.

Pandereta cántabra

La pandereta cántabra es otro instrumento musical original de la región, que se caracteriza por su sonido atronador y su forma peculiar. Está hecha a mano con madera, metal y piel de cabra, y se toca agitando y golpeando la piel con la mano. Además, está decorada con dibujos típicos de la cultura cántabra y con cascabeles que le dan un sonido único.

La pandereta cántabra es muy popular en las fiestas y celebraciones de la región, especialmente en las verbenas. Se utiliza para acompañar bailes populares como la jota, el fandango o la parrasilla, y también es muy apreciada en los grupos de música tradicional cántabra.

Además de su uso en la música, la pandereta también tiene un papel importante en la cultura cántabra como símbolo de alegría y jolgorio. Incluso, en la Feria de Santiago de Santander es tradición tocar la pandereta al ritmo del «Día de Cantabria», una canción popular que simboliza el orgullo y la tradición de la región.

Castru

El castru es un instrumento de percusión original de la región de Liébana en Cantabria, utilizado principalmente en la música tradicional del lugar. Está compuesto por varias piezas de madera unidas por cuerdas y está formado por un cuerpo y dos brazos que se tocan con palillos.

El sonido del castru recuerda a los orff instrumente, es característico por ser agudo y rítmico, y se utiliza para acompañar bailes típicos de la región como el «picaíllo». Además, este instrumento tiene una fuerte presencia en las celebraciones y fiestas de Liébana, siendo uno de los símbolos más reconocidos de su identidad cultural.

A pesar de que su origen se sitúa en la Edad Media, el uso del castru se ha mantenido en la región y hoy en día es una de las piezas más importantes en la música tradicional cántabra. Incluso, se han creado asociaciones y grupos de músicos que se dedican a mantener vivo este instrumento y su historia en la región.

Organistrum

El organistrum es un instrumento de cuerda tradicional de Cantabria, que se caracteriza por tener un sonido melódico y envolvente. Su origen se remonta a la Edad Media y se cree que fue introducido en la región por monjes cistercienses.

Este instrumento está formado por una caja de resonancia y un brazo que sostiene una rueda dentada, que al girar sobre las cuerdas, produce el sonido. Además, cuenta con una serie de teclas que permiten cambiar las notas y generar una melodía. Su técnica de tocar es similar la de una viola de gamba.

El organistrum es considerado uno de los instrumentos más antiguos de Cantabria y su uso se ha mantenido en la región desde hace siglos. Se utiliza principalmente en la música religiosa y en las romerías y festivales tradicionales. Además, ha sido utilizado en composiciones más modernas, lo que demuestra la versatilidad y el valor de este instrumento en la cultura cántabra.

En definitiva, los instrumentos musicales originales de Cantabria son una parte fundamental de su patrimonio cultural y musical. Estos instrumentos reflejan la identidad, la tradición y la alegría de esta hermosa región del norte de España.

Compartir en: