Los museos de Cantabria abrirán de nuevo al público el próximo martes, 19 de mayo, con restricciones en el aforo y «estrictas» medidas de higiene.

Así lo ha anunciado hoy el vicepresidente del Gobierno regional, Pablo Zuloaga, durante su visita al Archivo Histórico Provincial y a la Biblioteca Central, que el martes reanudaron su actividad para el servicio de préstamos con cita previa.

El vicepresidente ha explicado que, en «este proceso de ir recuperando espacios al coronavirus», las cuevas y el resto de centros culturales dependientes del Ejecutivo abrirán ya en la fase 2, a partir del 26 de mayo.

Además, de manera paralela se está trabajando en programaciones culturales para «ir recuperando el pulso de la cultura», un sector que ha considerado «muy castigado por la crisis sanitaria» y al que ha trasladado su compromiso.

«La cultura necesita el impulso de lo público y lo va a tener», ha asegurado Zuloaga, que ha señalado que, además, es «un importante motor para el consumo, comercio, hostelería y turismo».

Dentro de la política de apoyo al sector cultural, se ha referido también a las inversiones en patrimonio cultural e histórico, con 4,7 millones de euros en las licitaciones del Centro de Interpretación del Arte Rupestre en Puente Viesgo, la fachada del Palacio de Sobrellano en Comillas y el Centro de Visitantes de la Cueva de Cullalvera en Ramales de la Victoria.

Según ha precisado el vicepresidente, el 19 de mayo, un día después de la celebración del Día de los Museos, reabrirá sus puertas el Museo de Arqueología y Prehistoria de Cantabria (MUPAC), el Museo Marítimo del Cantábrico, el Museo Etnográfico, el Museo de la Naturaleza de Carrejo.

A lo largo del mes de mayo y condicionado al paso de Cantabria a la fase 2 de la desescalada reanudarán también su actividad las cuevas y el resto de centros culturales que dependen de la Consejería de Cultura del Gobierno regional.

Zuloaga ha recordado que la apertura de los museos se hará conforme a las condiciones que ha establecido el Gobierno central para esta fase 1 y, así, se permitirá la visita a las colecciones y exposiciones temporales, con un aforo de un tercio de cada sala y cerrando aquellos espacios que no permiten mantener la distancia mínima. Para garantizar el control de aforo y la distancia, los centros podrán establecer tramos horarios para las entradas.

Además, en esta fase, las actividades culturales y didácticas seguirán suspendidas y los servicios de consigna permanecerán cerrados. Tampoco será posible hacer uso de pantallas táctiles, audioguías, folletos o material análogo, y se recomienda a los usuarios que acudan con sus medios de protección individual.

El MUPAC mantendrá su horario de apertura habitual, de 10 a 14 y de 17 a 20 horas, con un aforo limitado a 100 personas y reserva de cita previa para la visita a la exposición permanente en el sótano del Mercado del Este. Las visitas individuales o guiadas serán como máximo de seis personas y se reforzará la vigilancia para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad.

El Museo Marítimo también tendrá un aforo de 100 personas entre las diferentes salas: 25 personas máximo en los acuarios, 15 en la sala González Linares situada en el sótano, otras 15 en la sala de etnografía pesquera y 26 en la de historia marítima. En la terraza podrán estar 11 personas, y en recepción y zonas comunes como máximo ocho personas, mientras que la sala Casado Soto, la sala Naos y el servicio de cafetería, restaurante y tienda permanecerán cerrados.