Los cinco museos de Cantabria se han dotado por primera vez de planes estratégicos a cuatro años para la «mejora y optimización» de la red que conforman el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), el Museo Marítimo del Cantábrico (MMC), el Museo de la Naturaleza de Cantabria (MNC), la Casona de Tudanca y el Museo Etnográfico de Cantabria (METCAN).

Se trata de un «ambicioso» programa que tiene como objetivo primordial «reforzar» la labor de estos museos como agentes culturales necesarios para preservar y difundir el legado regional, además de convertirles en «elementos eficaces» que ayuden al desarrollo social y económico de la región, y atractivos para una sociedad «cambiante e inquieta como la actual, que requiere una transformación en el modo de transmitir conocimientos y experiencias».

Así lo explicó el consejero de Cultura, Francisco Fernández Mañanes, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por los directores de los cinco museos, que en su conjunto superan los 300.000 visitantes anuales, y por la directora general de Cultura, Eva Ranea, y en la que ha agradecido el «compromiso con la cultura de Cantabria y con las instituciones» de estas entidades.

Según Fernández Mañanes, el MUPAC, el MMC, el Museo de la Naturaleza de Cantabria, el Museo Etnográfico y la Casona de Tudanca constituyen «una red museística de primer orden», definida por la «singularidad» de sus colecciones, que necesitaban «revisar su funcionamiento» y perspectiva para afrontar los retos de los próximos años.

Para ello, cada uno se ha dotado de un plan estratégico 2019-2022, con el denominador común de cumplir los objetivos sostenibles de la Agenda 20-30, que analiza sus dotaciones, objetivos y presupuesto necesarios para impulsar su actividad.

La Consejería de Cultura tiene previsto invertir más de un millón de euros en la implantación de unos planes que hacen referencia al cumplimiento de los objetivos de la agenda 2030 de desarrollo sostenible y cuentan con una tabla resumen que permite identificar con mayor rapidez los distintos aspectos que recogen estos textos, como los ejes de acción, coste aproximado, plazo de ejecución e indicadores, entre otros programas.

La redacción de estos planes estratégicos se ha basado en el análisis de las infraestructuras, espacios y mantenimiento; evaluación de las necesidades de personal, restauración y mejora de la colección; adaptación a los nuevos lenguajes tecnológicos para llegar a todos los públicos; dar respuesta a los planteamientos propuestos en la agenda 2030 propuesta por la ONU para desarrollo sostenible; presupuestos para conseguir los objetivos y, por último, evaluación de sus propuestas para alcanzar la mayor comunicación con la sociedad.

El MUPAC y las cuevas Patrimonio de la Humanidad atraen anualmente unos 150.000 visitantes; el Museo Marítimo, unos 130.000; los museos de la Naturaleza y Etnográfico, alrededor de 12.000 cada uno, y la Casona de Tudanca, unos 1.000.