Los salmones han comenzado a remontar las escalas para peces recientemente acondicionadas junto a las tres presas del río Miera a su paso por Liérganes, lo que no se veía desde hace 200 años, según ha informado la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH).

La creación de estas escalas, que es una de las actuaciones del proyecto LIFE ‘Conservación de la Biodiversidad en el río Miera’, coordinado por FNYH, pretende ayudar a estos peces y a otros como truchas o anguilas a superar el obstáculo que suponen estos azudes de modo que puedan completar su ciclo de reproducción y su población se vea incrementada en el río.

«Hacía más de 200 años que los salmones no llegaban a ese tramo del río», ha destacado el presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, quien ha destacado que ahora los peces podrán remontar hasta la cuenca alta del Miera. «Gracias a estos pasos, el mejor hábitat del río se está liberando ahora», ha señalado.

También las truchas están remontando las presas, según sabe FNYH por la información que se recibe de algunos ejemplares marcados con microchip. Las escalas, todas en el marco del proyecto LIFE Miera, se han acondicionado junto a las presas de Revolvo, de cuya adaptación se ha encargado la Confederación Hidrográfica del Cantábrico; El Arral y Rubalcaba, estas dos últimas bajo la supervisión de Fundación Naturaleza y Hombre.