Los Valles Pasiegos han presentado en el Parlamento de Cantabria, su candidatura como Reserva de la Biosfera una iniciativa que pretende combatir la despoblación y a la que desde el Gobierno de Cantabria y la Cámara regional le auguran “éxito”.

Habrá que esperar para saberlo hasta junio de 2020. “Estoy seguro que va a salir. Es de libro”, afirmó el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en el acto de presentación de la candidatura, y en el que también intervinieron la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga; el presidente de la Asociación de Promoción y Desarrollo de los Valles Pasiegos, Ángel Sáinz, y la gerente del Grupo de Acción Local Valles Pasiegos, Ana Manrique, entre otros.

La candidatura, impulsada por la Asociación de Promoción y Desarrollo de los Valles Pasiegos, aglutina 17 municipios y tiene un carácter “interregional”, pues hay catorce que son de Cantabria, concretamente de la comarca pasiega, y tres son villas burgalesas que comparten rasgos pasiegos (Merindad de Valdeporres, Espinosa de los Monteros y Sotocuevas).

Sin embargo, de esta candidatura se han descolgado municipios cántabros de la zona como San Pedro del Romeral y Vega de Pas pese a ser de la comarca pasiega.

La candidatura se articula en torno a seis ejes y cuatro objetivos transversales. Además incluye acciones concretas, como son, según se ha expuesto en el acto, la preservación del legado cultural pasiego; un plan de recuperación de la arquitectura de la zona; promover la cultura pasiega como Patrimonio Inmaterial y la vaca como patrimonio pasiego.

Además, se propone crear un programa de márketing territorial; promover los valles pasiegos como escenario para proyectos o diseñar un calendario eventos para promocionar la gastronomía autóctona, entre otros.

Durante la presentación de la candidatura tanto Revilla como Gorostiaga han avalado esta candidatura, que se presentará oficialmente el 28 de diciembre ante el Ministerio de Transición Ecológica.

Fuentes de la Asociación, han informado que en septiembre de 2019 se elevará la candidatura a la UNESCO, que resolverá en junio de 2020.