Los yacimientos arqueológicos de la villa romana en Camesa-Rebolledo y la ciudad romana y Domus de Julióbriga en Retortillo, situados al sur de Cantabria y gestionados desde la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, pueden visitarse en la web de los centros culturales de Cantabria y mediante cualquier plataforma digital.

La directora general de Acción Cultural, Gema Agudo, ha explicado que esta iniciativa se ha desarrollado como una herramienta para permitir el acceso al patrimonio arqueológico de la región «desde cualquier lugar y como aprendizaje en las aulas».

Agudo, que ha recordado que el pasado 19 de febrero se inauguró la exposición permanente de la Domus Juliobriga, ha resaltado que el vicepresidente de Cantabria y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga, se comprometió «precisamente en ese acto inaugural» a promover Campoo como recurso turístico y cultural a través de diversas acciones.

También ha recordado que en septiembre, con el inicio del curso escolar, se incorporaron a la Domus Juliobriga varias actividades didácticas y educativas como visitas teatralizada para alumnos de Primaria, talleres de cerámica, policromía, mosaico y escritura y juegos romanos.

Además, la directora general de Acción Cultural ha resaltado que en 2020 se cumplen 40 años de la última etapa de excavaciones en Juliobriga, «la más larga y la que más resultados ha aportado» y responsabilidad de José Manuel Iglesias Gil y del grupo de investigación del departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Cantabria.

Precisamente, según ha indicado Agudo, para conmemorar este aniversario, entre otras actividades que se habían previsto realizar, pero que han tenido que ser pospuestas por la crisis sanitaria, se encuentra la puesta en marcha de esta visita virtual.

A lo que ha añadido que se trata de una experiencia que reproduce la actividad por las diferentes estancias de la Domus y que cuenta con puntos de información y una voz narrativa que explica las principales partes de la ciudad romana de Juliobriga y de Camesa-Rebolledo, entre otros «atractivos» elementos.