La Orquesta Sinfónica de Tatarstán con el violinista Vadim Repin; la adaptación de María Hervás de ‘Iphigenia en Vallecas’; el adiós de Lola Herrera a la escena con ‘Cinco horas con Mario’; el circo de Lurrak y D’irque & fien; el homenaje a Carmen Amaya de la bailaora Olga Pericet; el ‘Giselle’ del Ballet du Capitole de Toulouse o el «casi estreno» mundial del espectáculo de danza ‘The Marceline’ serán algunos de los 42 espectáculos «para todos los públicos» y con «primeras figuras» de la programación otoño-invierno del Palacio de Festivales.

También en esta temporada, que abarca desde finales del 26 de septiembre al 15 de febrero, se incluyen propuestas más «populares», como los musicales ‘Jekyll & Hide’ (3, 4 y 5 de octubre) y ‘Annie’ (5 y 6 de octubre); el concierto de Morgan (21 de diciembre) o el espectáculo de humor ‘Dos tontos y yo’, con Flo, José Mota y Santiago Segura (7 de diciembre).

La programación ha sido presentada este martes, en rueda de prensa, por la directora general de Acción Cultural del Gobierno de Cantabria, Eva Ranea; el hasta ahora director del Palacio de Festivales, Ángel López, que ha aprovechado el acto para anunciar su despedida del cargo, y el responsable de Programación de la entidad, Regino Mateo, que aún «no sabe» si continuará en esta nueva etapa.

Todos ellos han explicado que se trata de una programación «abierta», variada, con presencia de todos los géneros y «para todos los públicos» y en la que se combinan desde propuestas más «populares», «comerciales» y «ligeras» a otras más «intelectuales», teniendo «siempre» a la «calidad» como «gran premisa».

La programación incluye también propuestas «ambiciosas» con «cabezas de cartel» a otros «más pequeñas» o «alternativas».

Según ha señalado el director del Palacio de Festivales la nueva programación incluye 54 funciones con 42 propuestas: once de teatro; nueve de música clásica; seis recitales; seis espectáculos de danza; cuatro propuestas infantiles; dos de circo; dos musicales; un espectáculo de humor y uno de góspel.