La Olimpiada del Tudanco de Cabezón de la Sal reunió el viernes, 12 de octubre, en su XXXIX edición a 911 reses de 28 ganaderías que desfilaron por el centro del municipio en la ‘gran pasá’ con la que se conmemora un año más la tradicional bajada del ganado de los puertos de montaña.

Además de la ‘pasá’, en este evento se pudo ver el Concurso Exposición Nacional de Ganado Vacuno Autóctono de Raza Tudanca, en el compitieron 411 reses de las más de 900 presentes.

La cita de este año fue presentada por el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria; el presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Raza Tudanca, Lorenzo González; el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso, y por el director general de Ganadería del Gobierno regional, Miguel Ángel Cuevas, y la presencia del presidente de la Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA) del Ejecutiva, Fernando Mier.

Tanto Oria como el presidente de la Asociación señalaron que la Olimpiada supone «el día grande» de la vaca autóctona de Cantabria por antonomasia: la tudanca. «Poder ir a la Olimpiada de Tudanca es como ir a una Champion», afirmó González, que explicó que este año habrá más reses y más ganaderías participantes que en la anterior edición.

Opinó que las 911 reses que participarán supone un «buen número» y señaló que «no es fácil» reunir a ese volumen de ejemplares. A su juicio, la Olimpiada, Fiesta de Interés Turístico Regional, constituye un «auténtico espectáculo», sobre todo por la ‘pasá’, que atrae a «mucha gente».

Por su parte, el alcalde destacó la «buena sintonía» entre la Consejería de Medio Rural, la Asociación de Tudanco y el Ayuntamiento para desarrollar la Olimpiada. Además, y destacó la importancia de este evento para la hostelería del municipio y, en general, de toda la comarca.