El programa ‘MasterChef Junior 8‘ emitió su semifinal ayer martes, 12 de enero, cuya prueba de exteriores se grabó en Cantabria, donde los aspirantes viajaron para conocer las cuevas de El Soplao y de Altamira y la historia del arte rupestre.

En el último cocinado por equipos, tuvieron que enfrentarse a elaboraciones de las que fueron protagonistas las técnicas de vanguardia y la imaginación, y para las que recibieron los consejos del chef Óscar Calleja, del restaurante ‘Annua‘, con dos estrellas Michelin.

En la primera prueba de la noche se juntaron magia y terror. Los jueces, convertidos en los personajes de La Monja, Pennywise y Freddy Krueger, dieron la bienvenida a los aspirantes acompañados del ilusionista Jorge Blass.

Además, los pequeños chefs pasaron del susto a la alegría con la visita de sus abuelos, con los que cocinaron diferentes recetas tradicionales.

Y en el último desafío de la noche las cocinas se transformaron en una gran centralita donde Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz hicieron de teleoperadores para pasar unas llamadas muy especiales a los aspirantes, las de sus mejores amigos, que estaban al otro lado del teléfono y fueron quienes les contaron qué elaboración debían preparar.

Antes de conocer a los finalistas, ‘MasterChef Junior 8’ contó con el privilegio de recibir al chef Martín Berasategui, con 12 estrellas Michelin.

El programa se volverá a emitir el viernes, 15 de enero, a las 21.15 horas en Clan, según ha informado RTVE.