El programa de uso público en espacios naturales protegidos de Cantabria, Naturea, ha aumentado un 59% los visitantes en 2017 un 59% los visitantes y participantes en las diferentes actividades que organiza alcanzando casi los 93.000 respecto a los 60.000 del año anterior.

“Estos resultados son los mejores datos históricos del programa Naturea”, ha ensalzado el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, en el balance de visitantes y usuarios que ha realizado este viernes acompañado por el presidente de la Red Cántabra de Desarrollo Rural, Pedro Gómez, y el director general de Medio Natural, Antonio Lucio.

Para Oria, este programa es “muy probablemente” el “más completo de los programas de uso público para espacios naturales protegidos de escala regional de todo el país” y así lo muestran sus resultados.

Y es el año 2016 ya supuso “una mejora notable de los datos precedentes” al alcanzar los casi 60.000 usuarios, pero 2017 se ha cerrado con “cifras excepcionales” con casi 93.000. El 50% de los visitantes fueron extrarregionales, en su mayoría de Madrid, Castilla y León y País Vasco, y un 4% eran extranjeros.

Ha sido “especialmente notable” en Oyambre, donde se ha registrado un incremento del 117% de usuarios, con casi 20.000 personas. En Campoo-Los Valles ha habido más de 4.500 visitantes (45%), más de 4.000 en Liébana (39%) y más de 12.000 en Collados del Asón (30%).

En términos absolutos, Oria ha ensalzado que el parque natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel sigue siendo el que más visitantes recibe con casi 24.000 en 2017, lo que ha supuesto un incremento del 17%.

También se ha referido al nuevo punto de información de la Red Natura 2000 en la antigua estación de Puente Viesgo, puesto en marcha en junio de 2017 y que, en solo seis meses, ha acumulado 12.700 visitantes. Por tipos de usuarios, destacan las actividades para colectivos escolares con 21.000, casi el doble que en 2016. El 95% de los escolares son de procedencia regional y el consejero ha destacado que estas visitas son “especialmente eficientes para la sensibilización ambiental” que persigue el programa.

Las actividades guiadas de Naturea para el público en general también han incrementado sus participantes en un 60% y superan los 10.000. En este punto, ha indicado que en algunos periodos de año “se roza la capacidad máxima de carga del programa” en cuanto al criterio de no generar afecciones en ecosistemas sensibles”.

En el marco de las actividades, Oria ha manifestado que ha resultado “satisfactorio” la realización experimental de las actividades ‘Natureando en Corto’ dirigidas al público familiar, que continuará este año.