Un total de 72.631 usuarios han participado de enero a agosto en alguna de las actividades organizadas en los espacios naturales protegidos de Cantabria a través del programa NATUREA, lo que supone «el mejor resultado de la serie histórica» de este programa financiado por la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación que ejecuta la Red Cántabra de Desarrollo Rural con vigencia hasta el año 2022.

Desde el Gobierno se destaca que la proyección estimada de usuarios para final de año estará en torno a los 100.000, de los que 20.000 serán escolares. Cifras «un 10% por encima» de los registros del ejercicio anterior, que fue a su vez el mejor de la historia. Para el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, estos datos reflejan la buena salud de los espacios naturales de Cantabria. A la vez, ha destacado la «importante contribución» del programa al conocimiento de la biodiversidad de nuestro territorio.

El objetivo del proyecto es doble: el desarrollo de las áreas rurales de Cantabria, aprovechando el recurso de la naturaleza protegida para generar experiencias de calidad entre los visitantes, fidelizando a estos al territorio; y la conservación de la naturaleza, a partir de la difusión y el conocimiento de hábitats y especies.

Del total de visitantes en los primeros ocho meses de este año, cerca de 50.000 personas han pasado por los diferentes centros de visitantes y 8.363 han participado en algunas de las acciones organizadas, en total cerca de un millar, limitadas a 15 usuarios por guía por criterios de sostenibilidad.

A estas actividades hay que sumar las de los centros escolares, que suman casi 15.000 participantes. La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación financia íntegramente el programa, con 1.310.000 euros consignados para este ejercicio, en virtud del convenio suscrito con la Red Cántabra de Desarrollo Rural con vigencia hasta el año 2022.