El colegio público Vital Alsar presume ya de nueva imagen tras la intervención artística realizada en el centro por Okuda San Miguel gracias a una iniciativa impulsada por la comunidad educativa que ha contado también con el apoyo y colaboración del Ayuntamiento de Santander y de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte.

El consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes; la directora de Innovación y Centros Educativos, Isabel Fernández; la directora general de Cultura, Eva Ranea; y los concejales de Educación y Juventud, Daniel Portilla, y de Barrios, Participación Ciudadana y Servicios Generales, Carmen Ruiz, han acompañado hoy a alumnos, familias, profesores y al conjunto de la comunidad educativa en las actividades organizadas con motivo de la finalización de la obra del artista.

Así, el colegio Vital Alsar luce desde hoy un mural con las famosas imágenes poliédricas que caracterizan la obra del artista cántabro. Esta campaña de micromecenazgo se organizó a través de la plataforma ‘Ulule’ y ha recibido aportaciones incluso desde Alemania, Francia o Estados Unidos, entre otros países.

La Dirección General de Cultura ha aportado 1.500 euros, parte de la cantidad necesaria para acometer esta intervención y que ha permitido completar el crowdfunding organizado para recabar los fondos necesarios.

Okuda ha valorado muy positivamente esta experiencia, pues ha conseguido transformar el colegio que era un espacio «gris y degradado» en otro lleno de color. Lo más importante para este artista es que este proyecto va a inspirar a muchos niños y ayudará a que las generaciones futuras «sean más creativas».

No es la primera vez que Okuda interviene en una escuela, ya que anteriormente pintó el exterior de una guardería en Italia, en la localidad de Arcugnano, cercana a Venecia. Allí, fue el Ayuntamiento quien contrató y financió el trabajo hace dos años.