El vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha propuesto al sector cultural un plan de choque para que la cultura sea «un motor de reactivación económica y del consumo» cuando concluya la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Así se lo ha trasladado el también consejero de Cultura a nueve representantes del sector en dos reuniones telemáticas que han mantenido hoy miércoles.

«Sabemos que cuando acabe el confinamiento para todos y todas tendremos que recuperar la actividad económica de Cantabria y tanto el Gobierno de Cantabria como el Ministerio de Cultura compartimos que el sector cultural va a ser un motor de esa recuperación», ha afirmado el vicepresidente tras la reunión, en la que ya ha recogido algunas propuestas de las asociaciones y empresarios de la cultura para incluirlas en ese plan de choque.

Zuloaga ha anunciado que se pondrán en marcha nuevas medidas y se reforzarán otras que ya «están para dar una imagen cultural de Cantabria diferente y más atractiva».

Como posibles medidas, se ha referido a la posibilidad de ampliar la edad para acceder al bono Cantabria Cultura, que el año pasado era para jóvenes de 18 años y que se valora abrirlo a otras edades «para dinamizar aún más el sector».

Además, se prevé flexibilizar los plazos de subvenciones y estudiar fórmulas para que los creadores que ahora no pueden presentar sus obras al público por el confinamiento puedan hacerlo «en los primeros meses de 2021».

El vicepresidente ha explicado que dicho plan de choque se articulará a través de una mesa de diálogo con los creadores de la comunidad autónoma.

También ha planteado a los representantes del sector la «revitalización» de Consejo Cántabro de Cultura para que sea un instrumento para testar las iniciativas que se tomen para reactivar este sector, además de que se refuerce «su papel de portavoz de los agentes culturales y la Administración».