Un total de 18 imágenes realizadas por el fotógrafo, que retratan a diferentes docentes con sus instrumentos en situaciones no convencionales, forman parte de una singular exposición que, hasta el próximo mes de febrero, podrá visitarse en el conservatorio santanderino. Este proyecto tiene como finalidad captar, en ocasiones como una broma, en otras exagerando la expresión o, incluso, situando los instrumentos en posiciones inusuales, la atención del público, con una idea diferente del acostumbrado retrato de los intérpretes clásicos.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/G7LWqE

Dejar respuesta