La localidad de Pujayo, en Bárcena de Pie de Concha, se ha alzado con el Premio Pueblo de Cantabria 2020, dotado con 130.000 euros para para mejorar su entorno natural, arquitectónico y cultural con el objetivo de evitar el despoblamiento rural y la potenciar la zona. Además, las localidades de Aja (Soba) y Cicera (Peñarrubia) han logrado el primer y segundo accésit, de 10.000 euros cada uno.

El fallo del jurado, por unanimidad, ha sido dado a conocer este viernes por el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José Luis Gochicoa, en la que ha sido su primera comparecencia pública después de su reincorporación tras sufrir en junio una fractura craneal provocada por una caída.

Durante la rueda de prensa, Gochicoa ha comunicado por teléfono la decisión del jurado al alcalde de Bárcena de Pie de Concha, Agustín Mantecón, que ha mostrado su «gran alegría» y ha asegurado que el premio «va a venir muy bien» al pueblo y al Valle de Iguña, que es una parte «muy bonita» de Cantabria, pero también «la gran desconocida».

El consejero ha explicado que Pujayo ha sido merecedor del premio de esta décimo tercera edición -a la que optaban en total 11 candidaturas-, además de por su atractivo, por «la capacidad de los proyectos presentados por el Ayuntamiento para generar inversión futura» y la «preocupación» de los vecinos por intentar ejercitar obras «públicas o privadas» que hayan ayudado a la conservación y puesta en valor del patrimonio.

Y ha destacado que se trata de una zona «sorprendente» y «desconocida» en la que se advierte una «comunidad de vecinos comprometida con su pueblo» y que cuenta con un patrimonio edificado «muy bien conservado». Además, sus espacios públicos se ven potenciados y las actuaciones llevadas a cabo han mejorado muchos aspectos de este pueblo, ha indicado.

El proyecto presentado sigue esa línea y se concreta en «pequeñas actuaciones» de mejora que sirven para potenciar los valores del núcleo, que «ha sabido mantener sus tradiciones».

Por otro lado, ha destacado los accésit otorgados a Aja y Cicera. Sobre el primero, Gochicoa ha asegurado que ha sido «uno de los grandes desconocidos» de esta edición, en el que destaca la buena conservación de sus edificios y la creación de negocios en los últimos años en el ámbito de la madera y la quesería.

Por su parte, en cuanto al núcleo de Cicera, que ha obtenido la tercera mejor puntuación, ha indicado que tiene un potencial turístico «muy desarrollado», ya que se encuentra en el cruce de las rutas senderistas más transitadas de la región.