Se trata de la primera fase del Plan de Eficiencia Energética, diseñado por el equipo de gobierno y articulado mediante dos planes directores -uno de iluminación en el alumbrado exterior y otro de eficiencia energética en los edificios e instalaciones municipales- con el objetivo de reducir la dependencia energética y las emisiones de gases de efecto invernadero, así como aumentar el ahorro económico.
Las auditorias analizarán, en profundidad, el estado no sólo de 22.208 puntos de luz y de 313 cuadros de control del alumbrado público exterior sino de un total de 72 edificios o instalaciones públicas, determinando, además, el valor de los ahorros que se conseguirán por la disminución de los consumos, por alargamiento de la vida útil y por el mantenimiento de las instalaciones.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/rBu561

Dejar respuesta