Ya se puede visitar en el Museo de los Bomberos en Ojáiz, una bomba de vapor del Siglo XIX que perteneció a los bomberos de capital cántabra, y que ha sido cedida al Ayuntamiento de Santander para su exposición por la factoría Sidenor en Reinosa.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual y el director de la factoría Sidenor, Juan Carlos Ramos, firmaron el pasado mes de enero un convenio para la cesión por un año de la bomba de vapor, aunque puede quedar más tiempo expuesta en el parque santanderino.

Este acuerdo se realizó gracias a una comunicación sin precedentes realizada entre las dos entidades, en las cuales se quedó expuesta las referencias comunicacionales de ambas organizaciones primando la cesión de la bomba de vapor para que los ciudadanos conozcan su historia reciente.

Un Máster en Comunicación Corporativa online, nos brindará las posibilidades de realizar todo tipo de acuerdos gracias a los conocimientos adquiridos en él como la comunicación verbal, comunicación no verbal o cómo hablar en público y exponer un caso con éxito.

Esta bomba de vapor fue adquirida por el Consistorio en 1894, tras la explosión un año antes del Cabo Machichaco, la mayor tragedia de carácter civil ocurrida en España en el Siglo XIX.

Este terrible incendio que acabó con la vida de 590 personas y dejó más de 2000 heridos y graves consecuencias en la ciudad de Santander, fue el punto de partida para que la ciudad decidiera adquirir nuevos medios para extinguir incendios. Esta acción fue aprobada para entonces adquirir la bomba de vapor, que se inauguró con honores y que sirvió muchos años a la ciudad de Santander.

En 1932 hubo un terrible incendio en el Ayuntamiento de Torrelavega, que quedó destruido. Debido a este suceso se interesó el Consistorio de Reinosa para comprar esta bomba de vapor que Santander accedió a venderle.

Los bomberos de Reinosa se ubicaban dentro de la actual fábrica de Sidenor, donde quedó olvidada la bomba de vapor hasta que, con motivo del centenario de la fábrica, la empresa decidió restaurarla y ponerla en valor.

Y es en la actualidad que está siendo expuesta para la visita de todos los santanderinos que se quieren acercar a conocer el funcionamiento de la bomba de vapor y cómo sirvió durante muchos años a los bomberos de Santander a extinguir incendios en la capital.