El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, ha renovado el saneamiento del centro militar de cría caballar de Ibio y solucionado problemas de inundaciones en Riaño, ambas actuaciones en el municipio de Mazcuerras.

La vicepresidenta Eva Díaz Tezanos, inauguró las obras de saneamiento y abastecimiento en las que se ha hecho una inversión de 89.085 euros, de los cuales el Gobierno ha aportado 65.611 euros para renovar el saneamiento del centro militar de cría de caballar de Ibio y poner solución a los problemas de inundaciones que sufrían las viviendas de Riaño de Ibio desde diez años.

Díaz Tezanos ha mostrado su satisfacción por dar respuesta a las necesidades de abastecimiento y saneamiento de agua de Mazcuerras y ha reafirmado el compromiso del Ejecutivo cántabro de seguir ejecutando este tipo de obras que, a pesar de no estar a la vista, «son vitales para mejorar la calidad de vida de los cántabros y las cántabras».

Prueba de ello, son las obras de recogida y vertido al río Ceceja de las aguas de escorrentía en la zona de la Gándara, en Riaño de Ibio, que se llevaron a cabo para solucionar las inundaciones de la urbanización de viviendas de la zona de hace diez años.

Las obras han supuesto una inversión total de 58.685 euros, cofinanciadas al 60/40 entre el Gobierno regional (35.211 euros) y el Ayuntamiento de Mazcuerras (23.474 euros), y han consistido en la construcción de un colector que recoja las aguas de escorrentía acumuladas en la zona de La Gándara y las vierta al río Ceceja.

Además, se ha construido un ramal de conexión entre los dos puntos bajos localizados en la urbanización que sufría inundaciones y humedades desde hace una década, donde se llegaba a acumular una balsa de agua de hasta 80 centímetros de altura.

Las obras de mejora se han completado con la colocación de unos pozos de registro en los puntos de recogida de aguas. La Consejería de Medio Ambiente ha invertido 30.400 euros para eliminar los vertidos de aguas residuales del Centro Militar de Cría Caballar de Ibio al arroyo Cecejas, con una conexión y vertido al sistema general de saneamiento de la cuenca media del Saja.

Las obras han consistido ejecutar tres ramales para interceptar las aguas residuales procedentes de los ramales internos del centro militar e incorporarlos al colector general de Herrera de Ibio del sistema general de saneamiento de la cuenca media del Saja, eliminando, según ha explicado Díaz Tezanos, las antiguas instalaciones de depuración existentes y, por consiguiente, todo tipo de vertido de aguas residuales al dominio público hidráulico del arroyo Cecejas, aunque estuvieran depuradas.

En la inauguración de las obras, de la que ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado, también han estado presentes el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, y el alcalde de Mazcuerras, Javier Camino, quien ha subrayado la importancia de unas obras «muy demandadas», tanto por los vecinos como por el centro militar, y ha felicitado a la Consejería de Medio Ambiente por unas actuaciones «muy bien ejecutadas».

Para el alcalde, «estas obras son una buena noticia para los problemas de inundaciones que sufrían algunos vecinos, pero también se da respuesta a la intensa actividad que genera el centro militar de cría caballar de Ibio, al que se ha referido como «un centro de referencia en toda España en la cría caballar».